"PERIODISMO AMBIENTAL"

Día Internacional de la Conservación del Suelo

El suelo es un recurso no renovable que desempeña un papel vital en el suministro de alimentos, la producción de biomasa, la filtración y purificación del agua, el almacenamiento de carbono y la regulación del clima.

EFEMÉRIDES 07/07/2023
cuidado-del-suelo
cuidado-del-suelo

El Día Internacional de la Conservación del Suelo se celebra cada 7 de julio desde 1963. Esta jornada tiene como objetivo concintizar sobre la importancia de conservar y proteger el suelo, un recurso fundamental para nuestra supervivencia y el sustento de la vida en el planeta.

El suelo es un recurso no renovable que desempeña un papel vital en el suministro de alimentos, la producción de biomasa, la filtración y purificación del agua, el almacenamiento de carbono y la regulación del clima. Sin embargo, el suelo está siendo degradado a un ritmo alarmante debido a diversas actividades humanas, como la deforestación, la agricultura intensiva, la urbanización descontrolada y el uso inadecuado de prácticas agrícolas.

En el Día Internacional de la Conservación del Suelo, se llevan a cabo actividades en todo el mundo para resaltar la importancia de preservar y restaurar la salud del suelo. Algunas acciones que puedes tomar para contribuir a la conservación del suelo son:

Adoptar prácticas agrícolas sostenibles: Si eres agricultor o tienes un jardín, puedes implementar técnicas como la rotación de cultivos, el uso de abonos orgánicos, la siembra directa y la agroforestería para proteger la estructura y la calidad del suelo.
Evitar la deforestación: La deforestación es una de las principales causas de la degradación del suelo. Apoya la conservación de los bosques y la reforestación, ya que los árboles desempeñan un papel crucial en la protección del suelo contra la erosión y la pérdida de nutrientes.
Promover la agricultura y jardinería urbana: Fomenta la agricultura y jardinería en áreas urbanas para aumentar la disponibilidad de alimentos frescos y reducir la presión sobre las tierras agrícolas. Utiliza técnicas de compostaje y mulching para mejorar la calidad del suelo en tu propio jardín.
Reducir la erosión del suelo: Evita prácticas que promuevan la erosión del suelo, como la sobreexplotación, el sobrepastoreo y la quema de vegetación. Implementa medidas de conservación, como terrazas, barreras vivas y técnicas de retención de agua.
Participar en actividades de concienciación: Únete a eventos, charlas y programas educativos sobre la conservación del suelo en tu comunidad. Aprende sobre las amenazas que enfrenta el suelo y cómo puedes contribuir a su protección.
Recuerda que cada pequeña acción cuenta. Al conservar y proteger el suelo, no solo estamos salvaguardando nuestra propia calidad de vida, sino también la de las generaciones futuras y el equilibrio de los ecosistemas.


 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email