"PERIODISMO AMBIENTAL"

El Agujero Azul necesita protección: ¡Que sea Ley ya!

Actualmente se encuentra en el Congreso de la Nación Argentina, el Proyecto de Ley para la creación del Área Marina Protegida Bentónica «Agujero Azul», que protegerá 148.000 km2 de fondos oceánicos más allá de las 200 millas marinas.

CIENCIA Y AMBIENTE 28/10/2023 ecovida ambiente ecovida ambiente
Revista-Puerto-AMP-Agujero-Azul
Revista-Puerto-AMP-Agujero-Azul

La creación del Área Marina Protegida Bentónica «Agujero Azul», puede generar un precedente histórico para la Argentina en la conservación de fondos marinos en la plataforma continental extendida. De ser aprobada en el Congreso, pondría freno a la explotación descontrolada de las flotas internacionales de pesca de arrastre de fondo.
 
 
Una ley que necesita su aprobación final
Actualmente se encuentra en el Congreso de la Nación Argentina, el Proyecto de Ley para la creación del Área Marina Protegida Bentónica «Agujero Azul», que protegerá 148.000 km2 de fondos oceánicos más allá de las 200 millas marinas. Este  proyecto logró media sanción en la Cámara de Diputados en 2022 y es urgente que sea aprobado en el Senado la Nación Argentina antes del 30 de noviembre para no perder estado parlamentario y se convierta en Ley.

Esta área se encuentra en la Plataforma Continental Argentina extendida, incorporada como en 2019 por la Ley N° 27.557, por lo que su protección representa un ejercicio de soberanía a través de la conservación de nuestro mar y sus especies.

El área se localiza sobre el lecho marino más allá de las 200 millas marinas dentro de la Plataforma Continental Argentina extendida (Ley N° 27.557).

“Los senadores nacionales se encuentran frente a una oportunidad histórica de generar un precedente de impacto global en la conservación y manejo responsable espacios marinos bentónicos para la protección de una sección destacada de la plataforma continental argentina”

El Instituto de Conservación de Ballenas, como parte del grupo de organizaciones del Foro para la Conservación del Mar Patagónico, reitera la solicitud efectuada conjuntamente en abril pasado para que los Senadores conviertan en ley el proyecto.

La importancia del Agujero Azul

La protección del Agujero Azul se propone a través de un área marina protegida bentónica, es decir, localizada sobre el lecho de aguas internacionales más allá de las 200 millas marinas, pero dentro de los límites de extensión de plataforma continental argentina, tal como fueron identificados por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) e incorporados posteriormente a nuestro maritorio (Ley N° 27.557). Su creación protegería aproximadamente el 8% de la extensión de plataforma continental extendida, en la que Argentina ejerce derechos de soberanía a los efectos de la conservación, exploración y explotación de los recursos naturales.

El Agujero Azul es una de las cinco áreas geográficas prioritarias de la iniciativa interministerial del Gobierno, Pampa Azul. La protección del área cuenta con el aval de científicos, referentes de la temática y doce organizaciones argentinas que forman parte del Foro para la Conservación del Mar Patagónico.

Las Áreas Marinas Protegidas (AMP) son herramientas claves para proteger especies y ecosistemas. En tal sentido el Dr. Esteban Frere, investigador del CONICET y de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral afirmó:
  
“El Agujero Azul posee ecosistemas marinos vulnerables de alta biodiversidad con potencial valor como reservorio de recursos genéticos. También incluye sistemas de cañones submarinos que permiten la circulación de nutrientes desde la plataforma hacia la cuenca profunda y son importantes para la captación y almacenamiento de carbono, claves en la mitigación del cambio climático. Por todas estas razones, su protección es urgente”

Proteger los fondos marinos

Esta área localizada en el talud continental, es atravesada por el frente productivo más importante del Hemisferio Sur donde se realiza la pesca internacional de arrastre de fondo. Crear este Área Marina Protegida permitirá frenar una de las actividades más destructivas del lecho marino y su biodiversidad, que acumula más de 200.000 horas de esfuerzo pesquero por año en el área.

Estas flotas de distancias son mayoritariamente de China, España, Corea del Sur y Taiwán. Las mismas operan sin regulación ni control en el Agujero Azul, al borde de nuestra Zona Económica Exclusiva, en un sector de gran productividad y con menos de 200 metros de profundidad. Particularmente, la flota que utiliza redes de arrastre de fondo en el área arrasa el lecho marino, captura recursos transfronterizos compartidos con nuestros espacios marítimos y destruye ambientes bentónicos vulnerables, liberando carbono secuestrado y contribuyendo a la crisis del cambio climático.

Valeria Falabella, Directora de Conservación Costero Marina de WCS Argentina, destacó:
 
 “Es complejo mostrar al mar dañado, herido por nuestras acciones. La mayor parte se encuentra fuera del alcance de nuestra vista. Es conmovedor ver un bosque arrasado por la deforestación, pero es muy difícil mostrar ese mismo daño en el mar, a cientos de metros de profundidad. Es urgente avanzar en acciones que nos permitan comenzar a revertir el daño que hemos ocasionado al mar y sus especies. El Agujero Azul permitirá proteger a perpetuidad un gran sector de nuestra plataforma continental, frenará la destrucción de sus fondos, protegerá cañones submarinos, resguardará sus jardines de corales y todas las especies marinas de ecosistemas profundos vulnerables”

Los Senadores argentinos tienen una oportunidad histórica para frenar el accionar de estas flotas y proteger el Agujero Azul. Al aprobar esta ley, Argentina fortalecerá su política de Estado en conservación marina y consolidará la soberanía en el Atlántico Sudoccidental, generando un precedente nacional y global en la protección de espacios marinos bentónicos y su biodiversidad.

Las organizaciones argentinas de la sociedad civil que son integrantes del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y áreas de influencia que apoyan y promueven la aprobación de esta ley son Aves Argentinas, Fundación de Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), Fundación Temaikén, Aquamarina, Greenpeace Argentina, Global Penguin Society (GPS), Fundación Patagonia Natural (FPN), Proyecto Sub, la Fundación Cambio Democrático y WCS Argentina.
 
Te invitamos a sumarte a la campaña y compartirla

MÁS INFORMACIÓN

La creación del Agujero Azul sería un gran paso para aumentar la superficie de Áreas Marinas Protegidas  y  representaría más soberanía, más conservación y más oportunidades para nuestro país. ¡Que sea Ley ya!

Fuente: Prensa ICB

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email